Desde que el correo se lleva directamente a casa, ha sido una de las maneras más eficaces para que las marcas entren en contacto con sus clientes. El medio tiene una poderosa habilidad para desempeñar varias funciones, como aumentar el conocimiento de la marca, hacer crecer las ventas, incrementar el número de visitas y la captura de datos, y ha logrado el éxito de muchas campañas en multitud de sectores.

En vista de que el promedio de tiempo de atención del cliente es de más de 10 minutos y que el 30% de los adultos del Reino Unido compran algo después de haber recibido un mensaje, el correo directo es la manifestación constante de la máxima Más Impreso, Más Impacto. He aquí las siete razones por las que funciona tan bien.

 

 

El momento del correo

El correo directo entra en casa del individuo y se consume de forma individual. Esto le da mucho más tiempo con sus clientes, un tiempo que es muy valioso para su sensibilización, para persuadir, convencer y comprometerles dentro de un ambiente relajado en el momento que ellos elijan. Un estudio belga muestra que el 90% de la gente vacía el buzón todos los días y el 78% lee el correo de inmediato. Por lo tanto, el correo es apreciado por un 63% de los receptores. Royal Mail (servicio de correos británico) confirma que casi la mitad de los envíos por correo genera una reacción del consumidor (leer, guardar o actuar). Además, este momento del correo está libre de hackers, como Correos Austríaco ha demostrado en un vídeo humorístico.

 

Experiencia sensorial

El aspecto físico de un envío por correo - la sensación de él en las manos - añade otra dimensión a la experiencia de la marca. La investigación académica ha demostrado que la activación de múltiples sentidos da lugar a una absorción más rápida del contenido, el elemento háptico del papel aumenta la retención y, finalmente, tocar y sostener el papel en las manos también demuestra propiedad, que es otro valor importante. Aunque vemos y escuchamos a la mayor parte de la publicidad, el cerebro emplea el 28% para el procesamiento táctil. El correo directo ofrece muchas posibilidades de aprovechar esta capacidad. Los receptores de correo, por ejemplo, experimentan una mayor intensidad emocional a través del correo directo que, por ejemplo, a través del correo electrónico o la publicidad en televisión (Royal Mail MarketReach, Neuro-Insight 2013). Para ellos, ver y tocar un correo significa que es real.

 

Hacer que se actúe

El correo directo es el medio de comunicación que tiene más probabilidades de obtener una respuesta por parte del cliente, y el coste de cada respuesta se mide con precisión. El medio ofrece incentivos para que la gente actúe - el resultado ideal de cualquier comunicación con el cliente.

La tasa de respuesta del correo directo se sitúa entre el 54% y el 83% de todo el correo abierto, en función de la relación con el remitente. Por ejemplo, a causa de una carta de una empresa que el receptor no ha utilizado antes, el 43% realiza algún tipo de acción.

 

Integración

La comunicación onmi-canal requiere una perfecta integración de todos los canales y contenidos, pero también supone el refuerzo de cada canal individual a través de las sinergias. El correo directo aumenta la eficacia de otros canales, especialmente las ventajas de los canales online. Los medios de comunicación en línea se vuelven un 60% más eficaces cuando se combinan con el correo directo (BrandScience 2011). Otro estudio basado en 500 casos muestra que la inclusión de la publicidad directa en una campaña multimedia para un servicio aumenta el rendimiento sobre la inversión global de la campaña en un 12% (Print Power, BrandScience 2013)

 

Eficacia

Informes recientes han demostrado la eficacia perdurable del correo directo, tiene un efecto más potente sobre la memoria a largo plazo que los otros medios de comunicación, por ejemplo, un 72% más que la televisión (Royal Mail MarketReach, Neuro-Insights 2013). La gente recuerda los mailings muy bien - un 80% dice que recuerda la publicidad que se les envió por correo en las últimas 4 semanas (TGI Kantar Media, 2014)

¡Sé creativo!

El correo directo es único en que los envíos pueden ser producidos en una amplia variedad de formatos, con diferentes formas, tamaños, colores y materiales, para crear una experiencia de marca memorable. Técnicas de enriquecimiento de la impresión pueden añadir más profundidad al correo, y con las tecnologías de conexión como los códigos QR, la realidad aumentada y la Near Field Communication, se puede aumentar la interactividad del correo. Los mailings pueden poner a los receptores directamente en línea mediante estas tecnologías. La activación del olfato y el gusto puede convertir su envío en una verdadera sensación. Ante tantas oportunidades para captar la atención del cliente, es claro que el correo directo es uno de los medios de marketing más versátiles a su disposición.

 

Magnífico Retorno de inversión (ROI)

No se puede negar que el correo directo es un canal eficaz, sobre todo cuando se emplea en combinación con otros canales. Las campañas que incluyen correo directo impulsaron la cuota de mercado tres veces más que las campañas sin correo (Royal Mail MarketReach, IPA databank Meta-Analyse Peter Field, 2013). Además, los llamados Millennials prefieren la combinación de medios online y off-line. La agencia de publicidad JWT calculó que la combinación de correo electrónico con el correo directo aporta $17 en ingresos y $4 en el margen por hogar.

 

 

  Descubra el Poder de la Impresión. Haga clic aquí para descargar las 7 razones para utilizar el correo directo